July 24, 2009

Vive la France

Estuve visitando con Mathieu el sureste de Francia, visitando su familia.

Francia se divide administrativamente en 26 regiones, y cada región consiste de varios departamentos. En total hay 100 departamentos! El departamento más grande tiene 10 mil km² (el área de Sucre es 11 mil km²). La idea de crearlos tan pequeños (en 1790) fue con el fin de que toda persona pudiera dirigirse en una jornada de caballo (como máximo) a sus representantes.

Primero, estuvimos en la región llamada Provence-Alpes-Côte d'Azur, o PACA, que comprende la an
tigua región de Provenza, parte de los Alpes, y la Costa Azul. La población de toda la región es de 4,7 millones de habitantes. Las ciudades más grandes son Marsella, Tolón, Niza y Aviñón. El clima mediterráneo permite llenar el territorio de viñas y arboledas de olivos.

La antigua Provenza es una región con muchísima historia. Provenza fue bautizada por los romanos, cuando se convirtió en la primera "provincia" del imperio fuera de la bota itálica. Pero antes de los romanos, los griegos ya habían llegado a donde hoy día está Marsella hacia el año 600 a.C. (Marsella es la ciudad más antigua y el puerto más grande de Francia). La misma región tuvo posteriormente invasiones de tribus germanas: Visigodos, Ostrogodos, Burgundios y, finalmente, Francos. Prov
enza se convirtió en parte de Francia en el año 1486. Todas las manifestaciones típicas de la Edad Media (la arquitectura gótica, los antipapas, las abadías, la peste negra, las guerras entre católicos y protestantes, las órdenes de caballería, el feudalismo, el amor cortés...) están explícitamente presentes en Provenza. Es difícil no remontarse a ese pasado cuando se camina por las calles estrechas de los pueblos medievales o los centros antiguos de las ciudades.

Los mejores ejemplos son el centro antiguo de Aix-en-Provence ("aix" significa agua en el idioma occitano), la abadía de Sénanque y los pueblos del macizo de Luberón (como Lourmarin, Roussillon, Gordes y Ménerbes, entre otros). Pero quizás el mejor símbolo de la Francia medieval es la localidad de Les Baux-de-Provence, cerca a Aviñón. Hoy día sólo quedan las ruinas de lo que fue alguna vez el gran castillo de la Señoría de los Baux y la pequeña localidad feudal que lo rodeaba. Los Baux (quienes afirmaban ser descendientes del rey mago Baltazar) controlaban económica y políticamente desde allí gran parte de Provenza. Su corte fue muy reconocida por su alto grado de ornamento, cultura y caballería, y por convertirse más tarde en
un centro de rebelión Protestante dentro de la Francia católica. Finalmente, un geólogo en 1822 descubrió en esta localidad un mineral de aluminio que él nombró por los Baux: la bauxita.


Tuvimos la oportunidad de sobrevolar por Provenza y la costa al sur. Vimos unos paisajes muy lindos del monte Sainte-Victoire pintado una y cien veces por Cézanne en sus cuadros (véase a la derecha), Marsella, el pueblo de
Cassis, el Cabo Canaille (el acantilado más alto de Europa continental: 416 metros de altura), y el macizo de los Calanques. Un calanque es una formación geológica en forma de un valle profundo con sus laderas empinadas, cuya base está sumergida por el mar (es como si fuera un fiordo mediterráneo). Los más famosos son estos que están entre Marsella y Cassis.

France 2009: Provence-Alpes-Côte d'Azur

Después de visitar PACA, nuestra siguiente parada fue la región de Rhône-Alpes, que comprende la otra parte de los Alpes, parte del Macizo Central, y los valles de los ríos Ródano y Saona. La población de toda la región es de unos 6 millones de habitantes. Las ciudades más grandes son
Lyon, Grenoble, Saint-Étienne y Valence.

En la región de Rhône-Alpes visitamos la meseta de Vercors, que queda en el borde noroccidental de los Alpes. Esta zona es predilecta por practicantes del esquí nórdico. Los paisajes desde sus peñascos son espectaculares (me acordaba de la vista de Medellín desde el parque Piedras Blancas). Al costado este de la meseta está la ciudad de Grenoble, conocida como la Capital de los Alpes. Hoy día es un centro científico muy importante, especialmente en las áreas de física, informática y matemáticas.

Después de muchas caminatas por los bosques de Vercors, tomamos de nuevo carretera hacia el norte. Llegamos hasta la pequeña ciudad de Annecy, que queda a orillas del Lago Annecy (conocido como el lago más limpio de Europa). Los pequeños canales que atraviesan su centro la hacen muy pintoresca. La historia de esta zona, conocida como Savoia o Saboya, es también muy peculia
r: en el año 1401 Annecy cayó bajo el poder de la antigua familia noble italiana conocida como la Casa de Savoia. Fue en 1720 cuando todas las posesiones de esta familia fueron nombradas el Reino de Sardinia (que incluía también Niza, Ginebra, el Piamonte, y la isla de Sardinia). Cuando en 1860 varias regiones de la bota itálica decidieron unirse al Reino de Sardinia para crear el nuevo reino de Italia, Francia presionó para que la nueva unión le cediera Savoia y Niza, a cambio de que Francia aceptaría todo el resto de adquisiciones del nuevo reino italiano. Y fue así cómo esta parte de Europa terminó en manos de Francia y no de Italia. Entre otras cosas, la Casa de Savoia gobernó la nueva Italia unificada hasta 1946, cuando se proclamó la república.

Después de Annecy, seguimos nuestro recorrido hasta el Centro de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en inglés), que queda en la frontera con Suiza, cerca a Ginebra. Conformado por 20 países (18 son europeos), el CERN es el laboratorio de física de partículas más grande del mundo. El CERN fue establecido en 1954, y es donde la World Wide Web (WWW) fue creada. Allí también está el acelerador de partículas más grande del mundo (el Gran Colisionador de Hadrones, o LHC por sus siglas en inglés). Con una circunferencia de 27 kilómetros y a 100 metros bajo tierra, el LHC está bajo territorio francés y suizo. Experimentos en el LHC buscan demostrar la existencia del bosón de Higgs, la única partícula elemental predicha por la teoría del Modelo Estándar que no ha sido observada. Su descubrimiento ayudaría a entender cómo y por qué unas partículas elementales adquieren masa y otras no.

Nuestra última parada fue la ciudad de Lyon. Lyon es la segunda área metropolitana más grande de Francia (1,8 millones de habitantes), y es conocida como la capital gastronómica de Francia, rodeada por dos de los más famosos viñedos de Francia: Beaujolais y Côtes du Rhône. Lyon fue fundada por los romanos en el año 43 a.C. en el lugar donde los ríos Ródano y Saona se encuentran, y fue la capital de la región romana de Galia. En el siglo XIV fue cuando pasó a ser parte de Francia. La organización de la ciudad es típica: la Lyon medieval está construida en una colina, sobre la cual hay hoy día una basílica gigante; aquí las calles son angostas y laberínticas. Esta parte de la ciudad está rodeada por la Lyon del Renacimiento, con calles más amplias y rectas. Finalmente, los suburbios de la Lyon moderna rodean la Lyon del Renacimiento, en donde se han construido parques, estaciones de tren, y complejos urbanísticos. El más conocido de estos complejos se llama Cité Internationale (Ciudad Internacional), donde hay desarrollo integrado de residencia, comercio, y naturaleza (allí tiene la INTERPOL sus oficinas centrales).

France 2009: Rhône-Alpes

Después de tanta paseadera, quedé maravillado por toda la arquitectura medieval impecablemente conservada, por los innumerables viñedos, por los paisajes montañosos y costeros, por el clima agradable de primavera, y finalmente, por el TGV (Tren a Gran Velocidad), que usamos para movernos entre varias ciudades. Este tren, que corre a 300 km/h, anda por su carrilera especial, la cual tiene pendientes suaves y pocas curvas. La mezcla de lo antiguo y lo moderno es pues ubicua en Francia.

No comments: