May 7, 2009

Blogueo... Luego existo

Una falacia (o sofisma) es un argumento que no es sólido en su lógica. Falacias pueden ser clasificadas como “formales” o “informales”. Falacias formales (o lógicas) contienen un error en su estructura técnica, mientras que el error en las informales es de contenido. Es común darle nombres a las falacias. En general, todas las falacias formales son una especie de falacia llamada non sequitur (falacia en la que la conclusión no se deduce de las premisas).

Ejemplos de falacias formales

Falso Dilema (o Bifurcación)

Dos puntos de vista son presentados como las únicas opciones posibles, cuando en re
alidad existe una o más que no han sido consideradas:

“Sin Dios, todos tendríamos nuestras propias ideas del bien y el mal, y en un
sistema democrático la mayoría determina lo que es el bien y el mal. Algún día podría pasar que esa democracia vote por restringir cuántos hijos una familia puede tener, como en China. Si la gente no tiene a Dios para saber el bien del mal, ¡cualquier cosa puede pasar!”

El dilema es, o aceptar a Dios, o terminar en una sociedad en la que todo se vale. Este argumento no considera la posibilidad de que la gente cree una sociedad justa por otros medios.


Cortina de Humo (Ignoratio elenchi)

Consiste en presentar un argumento que puede ser válido, pero que no trata el problema en cuestión:

“El punto de vista del ateísmo necesariamente conlleva a una vida inmoral. Pertenecer a pandillas, robar y mentirle a la autoridad son actos inmorales indisputables. Estos actos inmorales han aumentado en ocurrencia durante lo
s últimos veinte años, así que es claro que es necesario obedecer a Dios si queremos una sociedad correcta”.

El argumento empieza con la idea de que el ateísmo lleva a una vida inmoral, pero luego el tema cambia a la condenación de actos criminales y viciosos. La conclusión finalmente rechaza el ateísmo pero basado en el segundo tema que distrajo la atención del tema original.


Ap
elación a la Probabilidad (o Ley de Murphy)

Supone que si algo tiene una posibilidad de
suceder, entonces es inevitable que suceda:

“El hecho que el ser humano tenga conciencia, y que tantas variables en el universo se hayan alineado para permitir la vida en este planeta, hace pensar que tiene sentido que haya un gran creador del universo. Es claro, entonces, que Dios debe existir”.

La conclusión de que Dios existe es basada en tomar la posibilidad descrit
a y tomarla como precisa e ineludible.


Ejemplos de falacias informales

Petición de Principio (Petitio principii)

La proposición a ser probada se incluye entre las premisas:

“En la Biblia dice que Dios existe. Como la Biblia es la palabra de Dios, y Dios nunca miente, entonces todo en la Biblia es cierto. Por lo tanto, Dios existe”.


Al afirmar que la Biblia es la palabra de Dios, la persona supone que Dios existe. Pero esta suposición es la misma que pretende demostrar este argumento.


Causa Falsa (Post hoc ergo propter hoc)


Afirma o supone que si un acontecimiento sucede después de otro, el segundo es consecuencia del primero:

“La Unión Soviética colapsó luego de instituir el ateísmo a nivel gubernamental. Por ello debemos evitar el ateísmo por las mismas razones”.


La conclusión de que el ateísmo fue la causa de la caída es basada solamente en el orden en que los acontecimientos ocurrieron. No se toma en cuenta otros factores que pueden descartar esta conexión.


Pendiente Resbaladiza (Reductio ad absurdum)


Sugiere que una acción iniciará una cadena de eventos que culminarán en un indeseable evento posterior:

“Después de legalizar la marihuana, querrán legalizar la cocaína, la heroína, y quién sabe qué más porquerías”.

“Después de legalizar el matrimonio entre homosexuales, querrán legalizar el incesto, la zoofilia, y quién sabe qué más porquerías”.


En este caso no se presenta una explicación de por qué legalizar la marihuana termine en legalizar la cocaína, o por qué es inevitable llegar a legalizar el incesto una vez se legalice el matrimonio entre homosexuales.


El Hombre de Paja (Argumentum ad logicam)


Técnica retórica que plantea como absurda la posición del oponente para poderla atacar más fácilmente:

“La teoría de la evolución nos quiere hacer
creer que la vida simplemente surgió por el azar, que alguna vez no había sino hidrógeno y de un momento a otro apareció la vida. Cualquier persona con sentido común rechaza esto”.

Afirmar que la teoría de la evolución sugiere que la vida surgió al azar hacer sonar la teoría como algo absurdo (fácil de atacar), mientras que el entendimiento de la teoría es que pretende explicar, no el origen de la vida, sino su evolución, con el argumento de que la naturaleza avanza conservando mutaciones que sirven y desechando las que no sirven.


Apelación al Pueblo (Argumentum ad populum)

Concluye que una proposición es cierta sólo porque mucha o toda la gente así lo piensa:

“!Claro que Dios existe! Cualquier ser humano te lo dirá”.


El error está en concluir una verdad sólo por el hecho que alguien más así lo cree, esto sin importar si este alguien es una fuente confiable o no.


Apelación a la Tradición (Argumentum ad antiquitatem)


Consiste en afirmar que si algo se ha venido haciendo desde hace muchos años, entonces que está bien:

“El Cristianismo ha existido por siglos y mi familia ha sido cristiana por muchas generaciones. Lógicamente debe haber algo intrínsecamente bueno en ello”.


Esta conclusi
ón supone que el cristianismo es bueno por el sólo hecho de que ha existido por mucho tiempo.

Reificación (o Cosificación)

Cuando un concepto abstracto es tratado como si fuese concreto, real o físico:

“Es difícil pensar que el universo permitiría que la humanidad y sus logros se desvanecieran; por ello debe haber un Dios y una vida después de la muerte en donde todo
es preservado”.

En este caso, al “universo” se le está atribuyendo una característica del comportamiento humano. No hay razón que haga pensar que el universo se preocupe por cosas, incluido el ser humano.

No comments: